15/02/2019 -

ABUYA.
Los candidatos presidenciales de Nigeria terminaron ayer sus campañas electorales para los comicios del sábado próximo, que medirán la madurez democrática de la primera economía de África, afectada por el desempleo, la corrupción y el yihadismo.

El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, del gobernante Congreso de Todos los Progresistas (APC), y el ex vicepresidente y empresario Atiku Abubakar, del opositor Partido Democrático Popular (PDP), son los grandes favoritos de los comicios a los que están llamados a votar más de 84 millones de personas.

Buhari ganó las últimas elecciones presidenciales en 2015 con la promesa de reactivar la economía -la más mayor de África-, combatir la corrupción, la pobreza (más de 85 millones de habitantes viven bajo la línea de la pobreza) y sofocar en el noreste la insurgencia islamista de Boko Haram.

Abubakar, quien fue vicepresidente desde 1999 hasta 2007, dice que privatizará las empresas estatales y entregará la economía al sector privado en caso de ser elegido, además de reestructurar el país con el fin de dar una mayor autonomía a los estados.

Fuente: El Liberal >> lea el artículo original