Momentos después de reunirse con Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, los representantes del FMI que auditan las cuentas argentinas, el ex ministro de Economía y actual diputado del FpV, Axel Kicillof, habló en el programa Pasaron Cosas, por Radio con Vos FM89.9. Dijo que lo consultaron en su carácter de 'economista de la oposición'.

 

Tras el encuentro, el diputado señaló que su interés principal era escucharlos, ya que tienen un papel central en la economía argentina: 'El acuerdo firmado por Macri obliga al Gobierno a consultarle decisiones de política económica inherentes al Poder Ejecutivo, como la tasa de interés, el tipo de cambio y el nivel de gasto'.

 

 

Además de resaltar que el programa firmado en junio por el Gobierno no fue consultado con la principal fuerza opositora, Kicillof dijo que no era sostenible. En esa línea, le transmitió al Fondo que 'sin un programa sustentable no hay crecimiento posible, por lo que se vuelve inviable el pago de los compromisos'.

 

Asimismo, el posible candidato a gobernador bonaerense por Unidad Ciudadana contó que los representantes del FMI 'se manifestaron preocupados por la situación nacional'. Y añadió: 'Dicen que éste fue sólo un plan de estabilización de la macroeconomía, en particular el tipo de cambio'.

 

“Les preocupa la desocupación y el cierre de empresas pero el objetivo es estabilizar el tipo de cambio', resumió Kicillof y cerró: 'El FMI tiene un dejo de resignación por la situación económica argentina”.

 

Ayer, la delegación del FMI ya se había reunido con el gobernador salteño y precandidato a presidente por Alternativa Federal, Juan Manuel Urtubey, anticipando otros encuentros con dirigentes de la oposición.

 

 

 

Te puede interesar

Fuente: El Economista >> lea el artículo original