La sede de la Secretaría de Trabajo de la provincia es el escenario elegido de las múltiples reuniones que se realizan entre Ersa, dirigentes de la Unión Traviaria Automotor y de la municipalidad capitalina, que intentan resolver el traspaso de las líneas que abandonará la empresa correntina y lo que sucederá con los trabajadores de la firma.

El que entregó novedades al respecto es el gerente local de Ersa, Hugo Peralta, que afirmó que nada cambió y que continúan en la misma posición de retirarse de la provincia el próximo 15 de febrero.

“La idea es hacer el traspaso correspondiente de los trabajadores al nuevo operador y que se respete la antigüedad y la ciudad no quede sin servicio”, comentó.

Varios empresarios del sector se monstraron interesados en tomar las seis líneas que dejará de operar Ersa, pero Peralta manifestó que por ahora todo se produjo de manera informal. “No se presentó ningún operador para hacer el traspaso”, cerró en dipálogo con EL Liberal. 

Fuente: Vía País >> lea el artículo original