Tras el rescate, este jueves se dieron a conocer las primeras imágenes del momento en que el cuerpo rescatado del avión siniestrado que trasladaba a Emiliano Sala llegaba a tierra.

'Esta mañana (...), el cuerpo fue llevado a Portland, en la región de Dorset, la zona del territorio británico más cercana al lugar donde el aparato fue localizado', informó la policía local en un comunicado.

El forense, que en el sistema inglés es un miembro del sistema judicial y no necesariamente un médico, 'investigará sobre las circunstancias de esta muerte con el apoyo de la policía de Dorset', agregó, precisando que 'se llevará a cabo una autopsia a su debido tiempo'.

'Si bien aún no se ha realizado la identificación formal, los familiares de Emiliano Sala y David Ibbotson han sido informadas y continuarán contando con el apoyo de especialmente formados para estos momentos difíciles', agregó.

Al filo de la medianoche europea, los investigadores habían anunciado que, pese a las 'condiciones adversas', en alta mar 'recuperaron con éxito el cuerpo previamente visto en los restos' de la avioneta.

'La operación se desarrolló con la mayor dignidad posible', subrayó la Oficina Británica de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB). Dadas las malas previsiones meteorológicas para los próximos días, las autoridades decidieron dar por cerrada la operación de rescate y corresponde ahora a los forenses y la policía determinar la identidad del cadáver.

La AAIB explicó que resultó imposible reflotar la avioneta pero que las imágenes obtenidas servirán para la investigación, cuyas primeras conclusiones se darán a conocer en un informe que será publicado dentro de dos semanas.

Embed Traslado-del-cuerpo-rescatado-del-avión-de-Emiliano-Sala-2.jpg Traslado-del-cuerpo-rescatado-del-avión-de-Emiliano-Sala-3.jpg Traslado-del-cuerpo-rescatado-del-avión-de-Emiliano-Sala-4.jpg Traslado-del-cuerpo-rescatado-del-avión-de-Emiliano-Sala-5.jpg

LEÉ MÁS

Recuperaron un cuerpo de la avioneta en la que viajaba Emiliano Sala

Fuente:

Fuente: LMNeuquén >> lea el artículo original