El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, pidió hoy a Rumanía que aparque sus 'problemas de política interna' durante los seis meses en los que presidirá el Consejo de la Unión Europea, para centrarse en los múltiples retos por delante, incluido el 'brexit'.

A las autoridades rumanas 'les he dicho que no exporten a la UE los problemas a nivel interno', algo que 'no permitiría avanzar y sería nocivo', dijo Juncker en una rueda de prensa, acompañado de la primera ministra rumana, Viorica Dancila.

Fuente: EFE >> lea el artículo original