Las inclemencias del tiempo volvieron a causar estragos en Santiago y sobre todo en las localidades del interior. Una de las más afectadas fue Lavalle, dónde hubo innumerables destrozos y una niña de siete años sufrió la fractura de su fémur, luego de que se le cayera un pedazo de mampostería.

La fuerte tormenta, que estuvo acompañada por intensos vientos y la caída de granizo dañó el techo de muchas viviendas, hizo que vuelen chapas, entre otros inconvenientes que ocasionó.

La menor de siete años fue trasladada de urgencia hasta el hospital zonal y luego la derivaron al Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi) en la capital, dónde fue intervenida quirúrgicamente.

Un ciudadano contó cómo fue el temporal que afectó a Lavalle. “El granizo provocó la caída de árboles, voladuras de chapas, calles anegadas por el agua y corte de los servicios. Todo duró unos 15 minutos, sin parar, en medio de un fuerte viento”, comentó a El Liberal.

Fuente: Vía País >> lea el artículo original